martes, 14 de noviembre de 2006

Favoritas: Yo no soy esa

Un momento para reivindicar joyas del pop.
Canciones perfectas escondidas en el fondo de un disco,
o tristemente abandonadas en el tiempo...

...hoy: Yo no soy esa.



Posiblemente Mari Trini es hoy para muchos una cantante melódica para público adulto y poco exigente. Triste realidad de ser así, porque sin duda es una de las mejores voces, gran compositora y excelente artista, que ha dado este país.

Murciana de nacimiento y madrileña de adopción, tras una larga enfermedad que ocupó su infancia y buena parte de su adolescencia, decidió dedicarse a la música y de la mano de Nicholas Ray, el director de "Rebelde sin causa" entre otras famosas películas, viajó a Londres para conseguirlo. Sería definitivamente en París donde llevó a cabo sus primeras grabaciones en francés.

Fue su estancia en Francia la que definitivamente marcó su estilo. La influencia de la chanson es notable en todas sus grabaciones, y un hecho diferencial respecto a otros autores o cantantes melódicos hispanos. Su voz grave, llena de matices rotos, otorga a sus interpretaciones una emoción especial, y sus composiciones, llenas de preciosas melodías afrancesadas la elevan a la cima de la canción de autor en lengua castellana.

Sería en 1970, con la publicación de "Amores" cuando le llegaría el éxito, con temas como “Cuando me acaricias”, pero fue en 1972 y con esta canción, "Yo no soy esa", un tema revolucionario en que la mujer aparece con personalidad propia y poder de decisión, con la que alcanzaría los puestos más altos en las listas de la época.

A lo largo de los 70, grabaría varios discos, en francés y en castellano, regresando alas listas en los 80 con los fantásticos, “A mi aire” (1979), “Oraciones de Amor” (1980) y el recordado “Una Estrella en mi Jardín” (1981). Posteriormente su genio se fue apagando, convirtiéndose en pasto de público de marujas, boleros estandard y salas de fiesta. Una pena.





Yo no soy esa que tú te imaginas
Una señorita tranquila y sencilla
Que un día abandonas y siempre perdona
Esa niña sí, no, esa no soy yo

Yo no soy esa que tú te creías
La paloma blanca que te baila al agua
Que ríe por nada diciendo sí a todo
Esa niña sí, no, esa no soy yo

No podrás presumir jamás
De haber jugado con la verdad,
Con el amor, de los demás

Si en verdad me quieres yo ya no soy esa
Que se acobarda frente a una borrasca
Luchando entre olas, encuentra la playa
Esa niña si, no, esa no soy yo

Pero si buscas tan solo aventuras
Amigo, pon guardia a toda tu casa
Yo no soy esa que pierde esperanzas
Piénsalo ya, no.

Yo no soy esa que tú te imaginas
Una señorita tranquila y sencilla
Que un día abandonas y siempre perdona
Esa niña sí, no, esa no soy yo
Esa niña sí, no, esa no soy yo
Esa niña sí, no, esa no soy yo
Esa niña sí, no, esa no soy yo...

"Yo no soy esa" Mari Trini. Luces en la Noche. TVE. 1972.

4 comentarios:

killer queen dijo...

Bueno a mi Mari trini cuando era adolescente me parecia un poco música para chicas mayores un poco plomo vaya pero cuando ya maduré en concreto las canciones de este disco y también los arreglos orquestales muy de la época me parecieron y me siguen pareciendo geniales.Lo curioso es que no tuve este disco hasta que un novio despechado cuando rompimos me lo regaló indicandome escuchara con detenimiento la letra de YO NO SOY ESA al principio me mosqueé pero con el tiempo le agradecí el regalo además era un vinilo que se de buena tinta le costó conseguir por ya eran tiempos de CDS y un vinilo siempre será mejor regalo que un CD (por lo menos para mí)

Acid Queen dijo...

Desde luego que sí. Un vinilo es un vinilo. No hay comparación posible...

dancing queen dijo...

A mí me paso con Mari Trini un poco lo mismo que con Camilo Sesto, de jovencito me parecían de lo más hortero y grimoso y con los años empezé a descubrir que sus canciones eran unos temazos que no hacían el resto de sus contemporáneos y que ahora mola un puñao escucharlos ya que muy pocos han logrado superar o igualar su calidad y personalidad.

Shane dijo...

Cuando era adolescente me gustaban Bosé, Mari Trini…y unos cuantos más, que aún hoy me siguen “tocando dentro”, y quien no me gustaba en aquellos años, me siguen sin gustar hoy. Como dirían Los chichos “Ni más ni menos”.
Me lo estoy pasando muy bien leyendo y escuchando tu blog, lo acabo de descubrir así, sin más, y pienso volver si no te importa. Tenéis razón escuchar un disco o vinilo hace la música especial, le quita esa fría perfección que le da el cd, igual es un disparate, no sé. Hasta luego.