viernes, 13 de junio de 2008

Favoritas: los días de Kirsty

Un momento para reivindicar joyas del pop.
Canciones perfectas escondidas en el fondo de un disco,
o tristemente abandonadas en el tiempo...

...hoy: los días de Kirsty.


El 1968, The Kinks publicaron un single con una de mis canciones favoritas: “Days”. Pero favoritas de entre todas las canciones que he escuchado en toda mi vida.
A decir verdad yo no la conocí por el original de Ray Davies y su banda. Mi primer contacto con este tema fue gracias a la estupenda versión que Kirsty MacColl incluyó en su precioso “Kite” en 1989. Kirsty se había dado a conocer al mundo mundial con un precioso dueto con The Pogues, titulado “Fairytale of New York”, y su condición de esposa de uno de los productores de moda de la época, Steve Lillywhite, le llevó a aparecer en los créditos de discos de Talking Heads o The Smiths, como corista.
“Kite” es un disco espectacular, y cuenta con las colaboraciones de Johnny Marr y David Gilmour, e incluso contiene una versión muy buena de “You Just Haven't Earned It Yet, Baby”, del recopilatorio americano de la banda de Morrissey y Marr. Y por supuesto, está producido por su marido.

Me encanta la versión que hace Kirsty de “Days”, me encanta su voz y me encanta el sonido de ese disco. Un tema de esos que son perfectos para empezar el día. Un texto triste, incluso amargo, que rebusca en lo positivo de las cosas a través de una melodía bellísima, que cobra intensidad a cada compás, y alcanza una explosión de felicidad inmensa. Una contradicción muy de Ray Davies y su universo único y reivindicable.

Me encanta esta canción. Yo es que soy de los que piensan que nada es para siempre, pero que compensa disfrutar de los buenos momentos, y grabarlos en la memoria, para poder recordarlos cuando ya no estén, con la misma emoción del primer día.




Gracias por los días.
Aquellos días interminables,
aquellos días sagrados que me diste.
Recuerdo aquellos días.
No olvidaré ni uno sólo, créeme.

Bendigo la luz que te ilumina, créeme.
Y aunque te has ido,
estás conmigo cada día, créeme.

Días que recordaré toda mi vida,
días en los que no podías distinguir lo malo de lo bueno.
Te llevaste mi vida,
pero ya entonces sabía que me dejarías muy pronto.
Pero está bien,
ahora este mundo no me asusta, créeme.

Ojalá hoy pudiera ser mañana.
La noche es oscura
y sólo trae dolor.

Gracias por los días.
Aquellos días interminables,
aquellos días sagrados que me diste.
Recuerdo aquellos días.
No olvidaré ni uno sólo, créeme.

Días que recordaré toda mi vida,
días en los que no podías distinguir lo malo de lo bueno.
Te llevaste mi vida,
pero ya entonces sabía que me dejarías muy pronto.
Pero está bien,
ahora este mundo no me asusta, créeme.

Gracias por los días.
Aquellos días interminables,
aquellos días sagrados que me diste.
Recuerdo aquellos días.
No olvidaré ni uno sólo, créeme.

Bendigo la luz que brilla en ti, créeme.
Y aunque te has ido
estás conmigo cada día, créeme.


(y gracias a mi amiga Isabel,que me la ha traducido para la ocasión)

Y por supuesto, esta vez tampoco me resisto a recuperar el original.


"Days". The Kinks. TV Show. 1969

3 comentarios:

farrah, lost in translation dijo...

Esta canción es preciosa, tanto en la versión Kinks como en la de Kristy. Es tan sencilla y deliciosamente triste que no puedes evitar sonreir al escucharla (aunque parezca un contrasentido, tenías razón...).

Fe de erratas dijo...

Ay, que le he cambiado de sitio la r a Kirsty jajajja

Sorry

bernard n. shull dijo...

hi mate, this is the canadin pharmacy you asked me about: the link